Descripción

Mejor tienda de vinos en El Viso del Alcor

Aquí, en Vinos de Al-Andalus tenemos una gama esencial de vinos premium y estándar cualquier evento o celebración. Ya sea que esté buscando reabastecer su bar o quiera elegir la botella perfecta de vino blanco, tinto o vermut para una ocasión especial. Somos los principales proveedores de vinos de la antigua Tierra de Al-Andalus. Llámenos hoy mismo al 686984141 para concertar una recogida o para obtener más información sobre nuestros caldos andaluces.

Gran selección de vinos

Cuando se trata de vinos, sabemos lo importante que es tener una selección diversa, que va desde los vinos Tintos, Blancos y Vermuts cultivada la vid, mimada la uva (con recolección a mano), hasta producir los grandes vinos de la grande Al-Andalus Nuestros vinos tienen un sabor inigualable. ¿Busca un producto único que no puede encontrar? No se preocupe, nosotros lo ordenaremos por usted y le proporcionaremos sólo el mejor.

EL VINO EN AL-ANDALUS

El uso y elogio del vino en Isbiliya y al-Andalus se frena en los primeros tiempos del Islam y resurge en época omeya, llegando a crearse un género poético específico que se llamó jamriyya. En todas las reuniones festivas o literarias el vino era imprescindible, existiendo ritos para beberlo, en los que se enumeraban distintas clases de copas y jarras y modos de escanciarlo. Normalmente, cada bebedor tenía su copa en la que se servía el vino, pero en ciertas ocasiones se pasaba una gran copa, a imitación de la crátera griega, de la que todos bebían. En al-Andalus aquel tipo de reuniones se daban en todas las escalas sociales, comenzando por las más altas, es decir, desde Isbiliya en los propios palacios reales a como ocurría con el Alcázar de Córdoba, Medina Azahara, el palacio del zirí granadino Bâdîs b. Ḥabûs, en donde existía un conjunto de habitaciones llamadas “Casa de la bebida” (dâr al-šarâb), destinadas a este uso, o el del toledano al-Ma’mûn, además de los propios jardines reales. Siendo conscientes los soberanos de que se trataba de algo ilícito, procuraban ser reservados en sus manifestaciones, evitando los escándalos siempre que fuera posible y manteniéndose dentro de una intimidad que habría de ser respetada y en la cual se podría argumentar que las bebidas que circulaban no era el prohibido vino, por eso, muchas de las acusaciones que a lo largo de la historia se realizarán de personajes que lo bebían lo serán a causa de hacerlo públicamente, causando con ello escándalo. Aquellas acusaciones se dirigían a quienes ejercían cargos públicos y a los que se atribuía incompetencia política o escasa inteligencia precisamente por su vicio, y eran despreciados por ello. Para uso de clases más modestas en al-Andalus existían tabernas, a veces gobernadas por mujeres, cuya existencia se consentía bajo la apariencia de moralidad y legalidad de que sus dueños eran cristianos y que su clientela era, en teoría, mozárabe. La realidad era que allí acudían también los musulmanes, e incluso existe un texto de Ibn Ḥazm mencionando una alcabala para tener derecho a vender vino a los musulmanes

Facilidades

Disponibilidad las 24 horas
Se aceptan tarjetas de crédito y débito
Pago con Reembolso en la entrega
Pago con transferencia bancaria
Idiomas que se hablan:
Inglés

Enviar Mensaje

Se enviará un email al negocio

Consulta general
Ten en cuenta que es posible que Vinos de Al-Andalus no pueda gestionar tu solicitud de reserva..

Áreas cubiertas

Todo el mundo

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si sigues utilizando nuestra página web, aceptas las condiciones de uso de cookies.